REDUCIR EL RIESGO, GANAR CREDIBILIDAD

El comprador no desestimó nuestra solución; Desestimó nuestra empresa. Claro que nuestra solución era muy buena, seguramente la mejor. Y el precio imbatible. Pero nunca compramos el mejor producto ni el más barato.

Pero nunca compramos el mejor producto ni el más barato. Compramos el producto que nos gana emocionalmente o el que nos da más garantías de cumplir lo prometido.

Compramos el producto que nos gana emocionalmente o el que nos da más garantías de cumplir lo prometido. En el caso de ventas entre empresas el proceso está lo bastante reglamentado como para que lo emocional tenga poco peso. Y las garantías las da la empresa proveedora. Son parte del producto pero las dá la empresa proveedora con su Credibilidad.

flotador entrada 7

Un ejemplo del día a día son los coches. Este es un ejemplo personal pero para profundizar en el tema ya vale aunque como muestra tenga escaso valor. En el caso de los coches a mi personalmente hay dos cosas de las que huyo. Que hagan ruiditos y que se estropeen antes de los 100.000 km. Igual no soy justo con algunos fabricantes pero es lo que a mi me resuena. Bien pues por eso no compro coches americanos, británicos, franceses, españoles o italianos. Compro alemanes, suecos o japoneses. Y de otros países ya ni me lo planteo. ¿Que la empresa sueca Volvo es propiedad de la empresa francesa Renault? Cierto, pero la cultura interna de la empresa sigue siendo la original sueca. O al menos yo así lo percibo. Está claro con ello que los fabricantes alemanes, suecos o japoneses para mi tienen Credibilidad y los otros no. Y contra esto es difícil luchar.